Cómo hacer el color marrón

Hola, artenauta! Hoy os vamos a hablar de un color tan útil en nuestras como obras, como poco apreciado si hablamos de preferencias a la hora de elegir un color como “favorito” (aunque es muy utilizado tanto en diseño de interiores y exteriores como en el vestir): el color marrón. Además de conocer este color en profundidad, pasando por aspectos como su significado a nivel psicológico o su utilización dentro del mundo del arte, os vamos a explicar cómo hacer el color marrón con distintas tonalidades para utilizarlo en tus cuadros.

En primer lugar, nos gustaría aclarar, antes de entrar de lleno en el tema que tenemos hoy entre manos, que, aunque coloquialmente nos refiramos al marrón como un color (de hecho, lo estamos haciendo en este artículo), en realidad no lo es, ya que colores puros (los que llamamos color) son solo aquellos siete que encontramos que en el arcoíris (rojo, cian, amarillo, verde, azul y violeta), que a su vez se contienen en la rueda cromática (pero, hay que puntualizar que no todos los tonos que contiene la rueda cromática son colores, ya que algunos son en realidad transiciones entre los colores puros).

El marrón no se encuentra en la rueda cromática porque no es un color, sino un tono quebrado, es decir, el resultado de la mezcla de dos colores complementarios (hablaremos acerca de esto en el último punto de esta entrada). Por lo que la forma correcta de referirnos al marrón, si queremos ser precisos y técnicos, es como “tono” (“tono marrón”, en lugar de “color marrón”).

Pero, como comentábamos anteriormente, en este artículo nos vamos a referir al marrón como color para facilitar la comprensión del mismo y “entendernos mejor”. Una vez aclarado esto, ¡empecemos!

Significado y connotaciones psicológicas del color marrón

Estaremos de acuerdo en que el marrón es uno de los colores más relacionados con la naturaleza y más presentes en el mundo que nos rodea, pudiendo encontrarlo bajo nuestros pies (en la tierra que pisamos), a nuestro alrededor (en los troncos de los árboles, las hojas secas…).

Quizá porque se encuentra por todas partes, pero “sin hacer mucho ruido” o porque está muy relacionado con el mundo natural, pero todo vegetal va convirtiéndose en “marrón” a medida que se marchita, tiene una interpretación psicológica muy ambigua.

Hablamos de ambigüedad porque, por una parte, el color marrón se relaciona con la fuerza, el vigor, la dignidad, la solidaridad, la madurez y lo clásico, pero, por otra, también podemos relacionar este color con la amargura, el aburrimiento, el desánimo o lo marchito.

Dada esta gran variedad de significados contrapuestos, tendremos que jugar con el resto de colores, luces, sombras, figuras a representar… para conseguir enfatizar el efecto que queremos que el marrón transmita a nuestra obra y hacérselo llegar al espectador. Es decir, vamos a jugar con todos los componentes de nuestro trabajo para que comuniquen en una misma dirección (si, por ejemplo, como hacer el color marrón con oleo o quiero transmitir un mensaje de tristeza y desolación, puedo acompañar el marrón de otros tonos fríos, como el azul; apoyándome además en figuras estáticas, poco o nada dinámicas).

Utilización del color marrón en el arte

Ya desde la prehistoria, el uso del color marrón en el mundo del arte ha estado continuamente presente en obras de arte de todo tipo:

Podemos asegurar que el marrón es un color muy utilizado en arte, debido a su neutralidad y ambigüedad.

Cómo conseguir hacer el color marrón combinando otros colores

El color marrón es muy amplio, tiene tantos tonos que, en realidad, los artistas se refieren a él como tonos tierra; es decir, los tonos tierra engloban todos los marrones posibles. Los tonos tierra son todos aquellos colores amarronados, con tendencias más cálidas, más frías, mas amarillentas…

Si bien, puedes obtener el marrón directamente a través de pigmentos naturales como la tierra de Siena natural o el Tostado, os vamos a enseñar distintas combinaciones para conseguir el color marrón.

En primer lugar, antes de daros varias ideas sobre cómo conseguir el marrón, vamos a retomar la idea que exponíamos al principio de esta entrada: el marrón es un tono quebrado, no un color. Para ello, vamos a definir varios conceptos que ya vimos en profundidad en la entra Las bases de la luz y el color en pintura:

Una vez aclarados los conceptos anteriores, queremos hacer hincapié en que, dependiendo de la cantidad que utilices de cada pigmento, el matiz que consigas será uno u otro (el color café, color tierra, ocre oscuro…); como siempre, ¡experimenta sin miedo!

Si quieres conocer mucho más sobre colores saturados, tonos quebrados o cómo hacer correctamente las mezclas para conseguir los tonos que buscas para tus obras, descubre nuestro Curso de Iniciación en Pintura, donde estudiarás a fondo la Teoría del Color y cómo aplicarla para que consigas unos trabajos espectaculares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos relacionados:

Ver más de esta categoría

Otras categorías

Otros artículos

Artículos relacionados

¡Únete a nuestra comunidad artenauta!

Apúntate a nuestra lista para recibir más artículos como estos

Curso recomendado

Aprende a desarrollar técnicas avanzadas de pintura y dibujo de forma online