Las bases de la luz y el color en pintura

¡Hola, Artenauta! Puede que intuyas que conocer las bases de la luz y el color es vital en tu camino como artista. Comprender sus fundamentos físicos, al igual que la relación que existe entre ellos, es uno de los aspectos más importantes para dominar la pintura.

Debido a esto, en nuestro Curso de Iniciación + Avanzado de Pintura Artística, dedicamos varios módulos a profundizar tus conocimientos sobre la luz y el color . Específicamente, en el Módulo III, te ayudaremos a sentar las bases de la luz y el color. 

En estos módulos no solo estimularemos tu vena artística, también te enseñamos cómo afecta la psicología a la percepción del color y muchos términos que tendrás que tener muy presentes a lo largo de este camino artístico.

¿Cómo enseñamos a dominar las bases de la luz y el color en ArteEscuela.com?

Cuando hablamos de la luz y el color, es imprescindible hablar de los siguientes términos: el valor tonal, el claroscuro, el círculo cromático, las diferencias entre luminosidad y saturación, el juego entre tonos complementarios y análogos y la importancia en pintura de trabajar con los tonos quebrados. Nuestra intención con este artículo, es darte una breve introducción o repaso de estos conceptos. Entonces, ¡vamos a por ello, artenautas!

El color

Es una consecuencia de la luz y de cómo percibimos el mundo. Una obra a color, bien realizada, tiene que seguir funcionando aunque esté en blanco y negro; para lograrlo, los volúmenes, las luces y las sombras deben ser las adecuadas.

Recordamos que realmente solo hay 7 colores, que son aquellos que están en el espectro visible con sus longitudes y frecuencias de ondas particulares, estos son los 7 colores del arcoíris. El resto serían tonos o matices de estos 7 colores.

El valor tonal

Cada tono o matiz, tiene una correspondencia de oscuridad o de claridad. Esta es la manera en la que se relacionan en pintura el mundo de la luz y el mundo del color.

Lo que puede dificultar el paso de una obra de color a blanco y negro, es la presencia de colores con valores tonales muy similares o iguales, aunque sean colores diferentes, por ejemplo, un color azul verdoso y uno crema.

Una buena práctica para reconocer el valor tonal de cada matiz, es utilizar una tira con 9 cuadrados que vayan del blanco al negro puro, pasando por distintos matices de grises; entrecerrando los ojos reconocerás en qué cuadrado del valor tonal se encuentra el color con el que estás trabajando.

El círculo cromático

También llamada rueda de color. Con esta herramienta podremos saber cómo se componen los colores, con lo que empezaremos a nombrarlos, saber describirlos y conocer las tendencias de cada uno de ellos.

Este círculo se construye con los tres colores primarios:  el amarillo, el azul y el magenta. Estos tres colores básicos no se pueden conseguir a través de la mezcla de otras tonalidades; sin embargo, dan origen, con su combinación, a todos los demás tonos.

Además de los colores primarios, la versión básica del círculo cromático está compuesta por los colores secundarios y terciarios. En total se compone de 12 tonalidades y matices.

Algunas veces veces, el fabricante incluye el nombre del pigmento que contiene en la denominación comercial del tono (por ejemplo, Tierra de Siena Tostada o Azul Cobalto) , pero no siempre es así. En el curso, nuestros profesores siempre te van a indicar con qué tonos se está trabajando.

Diferencias entre luminosidad y saturación

Si mezclamos el color o matiz con blanco, tendremos más luminosidad, mientras que, si lo mezclamos con negro, la luminosidad será menor.

En general, en pintura, evitaremos oscurecer con negro, ya que éste elimina el reflejo natural de los otros colores, “los ensucia”; es por ello que lo haremos, preferiblemente, a través de la mezcla de tonos complementarios. Aprende también sobre los negros ópticos en este artículo.

Por otra parte, tenemos a la saturación. Un color saturado es un color más puro, más vivo e intenso. Si llevamos el tono a la gama del claroscuro, vemos como, a medida que se va desaturando, va quedando más apagado, más gris.

La saturación y la luminosidad, son utilizados para crear profundidad y volumen. Por ejemplo, en un paisaje para crear cercanía se utilizan colores más saturados y a medida que nos alejamos, utilizamos colores más luminosos y desaturados.

Así como existen diferencias, también existen similitudes y es que con el nivel de saturación, podemos aumentar los niveles de luminosidad. Mientras más saturados estén los colores, más sensación de luz habrá y viceversa.

Tonos complementarios y quebrados

Los tonos complementarios son aquellos que se sitúan enfrentados en el círculo cromático. Es decir, el tono o color opuesto. Como te comentamos anteriormente, los colores se pueden desaturar u oscurecer con estos tonos.

Cuando hablamos de tonos quebrados, lo que estamos haciendo es esto, mezclar un color con su complementario. Es importante que asientes este término ya que se utiliza muchísimo en pintura y en nuestro curso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos relacionados:

Ver más de esta categoría

Otras categorías

Otros artículos

Pinceles para pintar con acuarela

Pinceles para acuarela

¡Hola, Artenauta! Hoy vamos a hablar sobre los pinceles específicos para trabajar con acuarela. Hay

Artículos relacionados

¡Únete a nuestra comunidad
de artenautas!

Apúntate a nuestra lista para recibir más artículos como estos

Curso recomendado

Aprende a desarrollar técnicas avanzadas de pintura y dibujo de forma online

 

¡Comparte!

Share on facebook
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on email

¡Comparte!

Share on facebook
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on email