Psicología del color: significado y curiosidades de los colores

¡Hola, artenauta! En esta ocasión nos gustaría hablarte de un tema tan interesante como útil de cara a diseñar el aspecto de tus obras, según el efecto que quieras crear con ellas en el espectador: aspectos psicológicos del color.

¿Alguna vez te has preguntado por qué las paredes de los hospitales suelen ser blancas o verdes? O ¿Por qué los extintores de incendios son siempre rojos?

Los colores no solo tienen un efecto estético, sino que también influyen en nuestras emociones y, con ello, en nuestras conductas y estado de ánimo. 

El color, dependiendo de su tonalidad, saturación y luminosidad, activa ciertas áreas del cerebro, provocándonos ciertos efectos emocionales (por ejemplo, los tonos cálidos pueden hacernos sentir más activos o excitados, mientras que los tonos fríos tienden a provocarnos sensación de calma) . 

Si bien es cierto que la interpretación que hacemos de cada color y la afectación que tiene este sobre nuestro estado de ánimo es bastante subjetiva, ya que influyen aspectos como vivencias anteriores, aspectos culturales o el uso tradicional que se le haya dado hasta ahora (por ejemplo, en occidente, la relación entre el duelo y el color negro); hay estudios que demuestran que, por ejemplo, el color rojo hace que se acelere nuestro ritmo cardiaco y, con ello, se aumentamos la cantidad producida de adrenalina, lo que hace que nos sintamos más enérgicos.

Conocer el significado de los colores, así como el efecto que puede provocar en el espectador, nos ayudará a dotar a nuestras obras de la expresividad que estamos buscando, siendo más coherentes con aquello que deseamos transmitir.

Aunque, como decíamos anteriormente, la interpretación del color está marcada por un gran subjetivimismo, os dejamos un listado con las asociaciones entre color y simbolismo más comúnmente aceptadas en occidente:

  • Blanco: pureza, virtud y limpieza.
  • Negro: Sobriedad, elegancia, formalidad, misterios, lo desconocido, muerte.
  • Gris: Tenacidad, paz, tranquilidad
  • Azul: seriedad, limpieza, confianza, tranquilidad, frescura, tristeza
  • Rojo: Pasión, fuerza, vitalidad, peligro, energía, agresividad, virilidad
  • Amarillo: Energía, alegría, felicidad, poder, riqueza, ira, traición, envidia
  • Verde: naturaleza, juventud, esperanza. Los verdes suaves suelen provocar calma, mientras que, los tonos más fuertes, incitan a la actividad.
  • Naranja: energía, calidez, atrevimiento, sensualidad, lo divino.
  • Rosa: Los rosas suaves se asocian a los conceptos de dulzura, delicadeza, inocencia y amor puro. Los tonos más fuertes se relacionan con el romance, el amor, la pasión.
  • Morado: sofisticación, elegancia, espirituralidad, nostalgia, misterio, realeza.

Teniendo en cuenta estas connotaciones, al realizar nuestra obra, dependiendo del significado del que queramos dotarla y las emociones que queremos transmitir y despertar en el espectador, nos decantaremos por una tonalidades u otras. 

Por ejemplo, si queremos reflejar acción o despertar emociones intensas, pasionales, no utilizaremos el azul; si, por el contrario, deseamos transmitir con nuestra obra un profundo estado interno de decaimiento o depresión, este color es perfecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos relacionados:

Ver más de esta categoría

Otras categorías

Otros artículos

DIBUJAR UN CASTILLO FACIL

Dibujar un castillo

¡Hola, Artenauta! Hoy te traemos una propuesta fácil y divertida para realizar con niños: dibujar

Artículos relacionados

¡Únete a nuestra comunidad
de artenautas!

Apúntate a nuestra lista para recibir más artículos como estos

Curso recomendado

Aprende a desarrollar técnicas avanzadas de pintura y dibujo de forma online

 

¡Comparte!

Share on facebook
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on email

¡Comparte!

Share on facebook
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on email