Cómo crear y organizar tu estudio de arte en casa

¡Hola, artenautas! Vamos a hablar en esta ocasión sobre un concepto fundamental para la creatividad y la práctica artística, como es el espacio de trabajo.

Grandes pintores de la historia del arte han contado con sus propios ámbitos que en muchas ocasiones han llegado a estar tan íntimamente ligados con sus creaciones y que han llegado a convertirse en lugares de lo más emblemáticos, como la Casa Azul de Frida Kahlo o el taller de Dalí en su casa de Cadaqués.

Van Gogh, por ejemplo, alquiló una casa en Arlés para montar un estudio desde la cual pintó su propia habitación en una de sus obras más reconocidas… Y es que, ya sea por comodidad o por aquello de que el arte ocupa cierto espacio, contar con un lugar medianamente acondicionado para la creación artística es de lo más recomendable.

Pero no te preocupes. Para iniciarte en la práctica del arte no necesitas en principio alquilar una nueva vivienda, ya que, como verás en este artículo, siguiendo algunas indicaciones podrías montar tu propio estudio de arte en casa. Estos consejos que te damos harán tus sesiones de pintura mucho más eficaces y relajantes.

 Antes de montar tu estudio de arte…

 Escoger una zona de la casa o del exterior donde uno se sienta a gusto puede parecer muy obvio, pero es lo más importante. Al fin y al cabo, las mejores ideas surgen en ambientes positivos y relajantes.

Si tuvieses capacidad para ello, no deberías dudar en realizar incluso una reestructuración en la disposición del mobiliario, ya que a veces precisamente vienen a ser estos pequeños cambios los que pueden hacer que, de pronto, puedas llegar a encontrar confort en una estancia que antes no valorabas sin saber por qué. Y puede que con este cambio, puedas crear fácilmente un estudio de arte acogedor.

Iluminación

A la hora de escoger la estancia, sin duda esto es lo primero que debes en cuenta. Siempre será preferible trabajar con luz natural que con luz artificial. Sin embargo, no es conveniente que la luz sea demasiado directa, es decir, que pegue directamente en el soporte, ya que podría llegar a deslumbrarte o a crear brillos indeseables en la superficie de trabajo.

Además, el sol es una fuente de calor que puede afectar negativamente al material con el que estés trabajando, por lo que debes estar alerta de su trayectoria.

Si tuvieses trabajar con luz artificial…

En algunos casos, bien porque el espacio no lo permita o porque quizás seas una persona de hábitos nocturnos, no siempre se tiene la posibilidad de trabajar con luz natural, por lo que se deberían tener en cuenta otras consideraciones.

Si no te quedase más remedio que trabajar con luz artificial, deberías procurar que la fuente de luz sea lo suficientemente intensa como para que no acabes forzando demasiado la vista y que además esté bien orientada. Lo más importante en este sentido es que genere su sombra del lado contrario al que colocas normalmente la mano. 

Ventilación

Este aspecto es muy importante especialmente cuando te dispongas a trabajar con pintura, sobre todo en aquellos casos en que la técnica precise del uso de disolventes, como es el caso de las pinturas al óleo. Algunos olores fuertes o la toxicidad de algunos componentes deben ser siempre tenidos en cuenta.

Otros aspectos como el clima, la excesiva sequedad o humedad, pueden afectar también a las pintura y a los soportes con los que trabajes, por lo que nunca deberías dejar de prestar atención a este factor.

La principal recomendación es que tu espacio se sitúe en una estancia con al menos una ventana y que la abras de vez en cuando, claro para que no se genere una atmósfera cerrada.

 Disposición y espacio

Si estás trabajando en horizontal, la superficie debe ser suficientemente grande como para que puedas tener todas las herramientas de trabajo ordenadas y alejadas del soporte. Una buena silla también es importante.

Si trabajas en vertical por ejemplo, con un caballete—, debes tener espacio suficiente como para poder acercarte y alejarte del soporte con facilidad, ya que ese juego te permitirá valorar detalles y el completo de la obra.

Toda superficie auxiliar es ideal, ya que te permitirá colocar todos los útiles que necesites a mano. Una mesita con ruedas que puedas mover a tu gusto puede facilitarte mucho la vida. Lo más importante de todo es tu comodidad.

Estudio de pintura y arte en casa

Contar con un espacio de trabajo confortable es fundamental | Imagen via Elena Mozhvilo en Unsplash

Orden, orden y más orden

 Aunque estemos más que acostumbrados a ver la típica estampa del pintor rodeado de una maraña de pinceles, paletas y materiales a su alrededor, lo cierto es que el orden es fundamental. Si bien es cierto que cada uno se aclara en su desorden, te aseguramos que si dejas tu espacio de trabajo limpio y ordenado, al día siguiente lo vas a agradecer muchísimo.

Los estantes, por ejemplo, son la mejor solución para tener los materiales a mano sin que estorben y protegidos de la luz. Dejar las pinturas bien cerradas, convenientemente colocadas y resguardadas es la mejor forma de que no se acaben secando y evitar posibles accidentes con los peques o las mascotas.

Dicen que de todo se aprende errando, pero para evitar contratiempos lo ideal es recoger tu estudio de arte después de la jornada sin dejar tampoco de mantener el orden mientras se está trabajando.

 Lo que bien empieza bien acaba

Si desde el principio sigues estos consejos a la hora de crear y mantener tu estudio de arte, acabarás ganando tiempo y podrás concentrarte al cien por cien en tu creatividad.

En realidad, lo más importante que se necesita para empezar a pintar no es otra cosa que una combinación de ilusión, empeño, inspiración y técnica. Y si te interesa embarcarte en esta aventura, nosotros te enseñamos esto último en nuestro Curso de Iniciación + Avanzado de Pintura Artística para que tu creatividad llegue a lo más alto.

4 comentarios en “Cómo crear y organizar tu estudio de arte en casa”

  1. Fracaso total con el primer intento en los trabajos con carboncillo. No creia ser tan torpe,
    Me da vergüenza propia mostrar semejante churro. Lo haré de nuevo y ya me diréis. Saludos. No decaigo.

    1. Hola Karina, ¡ánimo! Puedes hacer la práctica las veces que quieras y entregar un resultado con el que te sientas agusto. Nuestros profesores te darán pequeños consejos para que puedas mejorar la técnica y recuerda que la práctica es lo que hace al artista. Saludos y estamos a la orden para lo que necesites.

    1. ¡Hola! Nos alegra muchísimo que hayas disfrutado del artículo y que comiences el curso. Esperamos ver tu evolución y recuerda que estamos a la orden para lo que necesites. Ahora a empezar a relajarse y divertirse a través del dibujo; saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos relacionados:

Ver más de esta categoría

Otras categorías

Otros artículos

DIBUJAR UN CASTILLO FACIL

Dibujar un castillo

¡Hola, Artenauta! Hoy te traemos una propuesta fácil y divertida para realizar con niños: dibujar

Artículos relacionados

¡Únete a nuestra comunidad
de artenautas!

Apúntate a nuestra lista para recibir más artículos como estos

Curso recomendado

Aprende a desarrollar técnicas avanzadas de pintura y dibujo de forma online

 

¡Comparte!

Share on facebook
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on email

¡Comparte!

Share on facebook
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on email