Cómo enseñamos a dominar el encaje

¡Hola, artenautas! ¡Hoy vamos a hablar sobre la técnica del encaje!

A la hora de afrontar cualquier obra pictórica; todo artista debe contar con ciertas nociones de composición y un perfecto entendimiento de cómo funcionan y se organizan los elementos que serán trabajados de cara a obtener el mejor resultado final.

Aspectos como la proporción, el encuadre o la relación existente entre los objetos son fundamentales; en especial, en obras con elementos figurativos, que toman como protagonistas referentes del mundo real; como los bodegones o los paisajes. Es por esto que dominar las diferentes técnicas del encaje es un asunto de vital importancia.

Por supuesto, el dibujo es también la herramienta más poderosa para aprender a mirar; por lo que es esencial a la hora de que los aprendices de pintura obtengan un mayor entendimiento de la realidad y empiecen a interpretar los referentes con estrategia e inteligencia de cara a asentar una buena base para sus posteriores obras.

Debido a esto, en nuestro Curso de Iniciación + Avanzado de Pintura Artística dedicamos un módulo entero a profundizar en esta cuestión; ya que dominar el dibujo y el encaje es, sin duda, el mejor recurso que podemos brindar a nuestros estudiantes para enfrentar con una base sólida cualquier propuesta pictórica que se les plantee.

 

Algunos consejos básicos para afrontar el encaje:

Aunque existen diversas técnicas para llevar a cabo el encaje, hay una serie de pautas comunes que pueden ser de utilidad a la hora de facilitar la labor del artista. Vamos a verlas.

Dividir la complejidad en partes sencillas

Seguramente no os sorprenderá nada este primer consejo, ya que precisamente en esto consiste el encaje. Y es que todas las formas, por complejas que sean, pueden ser descompuestas en otras más simples.

Esto es algo muy básico que todos hemos hecho alguna vez en la vida, sobre todo cuando éramos niños y, por ejemplo, dibujábamos una casa por medio de un cuadrado y un triángulo…

Lo normal es que, si queremos aproximarnos a una representación real de una casa, estas formas no sean tan básicas, y desde luego no tan uniformemente representadas ni simples, pero sí que es bueno partir de abstraer este tipo de figuras en los objetos para ir despejando la complejidad. El cráneo humano puede descomponerse en circunferencias y la nariz en un triángulo…

Por supuesto, para lograr el parecido debemos aprender a fijarnos bien y saber adaptar las proporciones de sus lados o su orientación, pero este ejercicio es perfecto para conformar una base más que interesante para comprender las figuras a representar.

En el encaje hay que atender más a la forma que al volumen

El encaje de un elemento en el cuadro consiste principalmente en atender más a la forma que tiene y el espacio que ocupa en la composición que al volumen en sí.

Debemos aprender a abstraer las figuras, comprendiendo sus límites y divisiones y su estructura geométrica, antes de plantear otro tipo de cuestiones. Sin duda, realizar un buen estudio de la luz y del color y trabajar muy bien otros aspectos fundamentales como las texturas y los detalles contribuirá a obtener pinturas más expresivas, fidedignas y precisas.

Pero en este paso previo lo que más nos interesa es comprender la disposición y presencia de los elementos a un nivel más esquemático. Necesitamos construir el esqueleto de la obra antes de comenzar a vestirla con otros elementos que le aportarán riqueza y expresividad.

Buscar referencias de forma constante

Todas las figuras pueden ser examinadas en función a una serie de referencias que debemos comprender. En cualquier objeto existen diferencias de tamaños entre sus distintas partes.

Por ejemplo, no tiene el mismo grosor la base que el cuello de una botella, ni la misma longitud los dedos que el ancho de una mano… También pueden hallarse referencias interesantes en distancias, alineaciones y ángulos. Una farola, por lo general, estará dispuesta de forma perpendicular al suelo de la calle y su punto más alto estará a una distancia determinada del mismo.

Sin embargo, una persona apoyada en esa misma farola se encontrará adoptando un ángulo de inclinación diferente con respecto al suelo y la distancia entre su punto más alto y sus pies normalmente será menor. Relaciones de este tipo son las que debemos aprender a mirar no solamente en ejemplos tan básicos como estos, sino en toda la complejidad que cualquier objeto pueda tener. Y debemos saber comprender estas relaciones tanto en sus partes mayores como en las más pequeñas.

Perder el miedo a la autocorrección

Dado que cualquier objeto puede entenderse como la conjunción de diversas formas simples con diferencias de orientación, tamaño y aspecto, lo más normal es que lo que vayamos dibujando precise de varias correcciones.

Al final, estamos hablando de que cada elemento a representar funciona como un sistema de formas dependientes entre sí, por lo que al afinar algunas partes seguramente pueden verse afectadas las demás.

No hay que tener miedo a borrar zonas, volver a trazar el dibujo, ajustar ángulos o líneas… e incluso repetir. La práctica hace al maestro y tratar de no rendirse es lo que marca la diferencia a la hora de lograr grandes resultados.

Por eso, y como siempre insistimos, nunca debéis dejar de practicar, ya que será este el único modo de lograr en algún momento encajes más certeros y sueltos para llegar a ser capaces hasta de transgredir las normas con fundamento.

Línea y encaje

Todos los recursos a tu alcance

Ya hemos visto algunos de los consejos básicos y actitudes que pueden seros muy útiles para encarar el encaje de una figura, aunque puede que os llegue a abrumar la idea de por dónde empezar a hacerlo y cómo plantear el trabajo.

Si este es tu caso, no te preocupes, porque existen diversos métodos para enfrentar esta tarea que van desde el más simple, descomponiendo en formas geométricas, hasta el más complejo, que te permitirá extraer medidas y proporciones desde el natural. 

En nuestro Curso de Iniciación + Avanzado de Pintura Artística profundizamos extensamente en cada uno de ellos para que cualquier persona con ganas y motivación cuente con las herramientas necesarias para llegar lejos en sus dibujos y creaciones. Además, dedicamos diversas lecciones a proporcionaros los medios para que pongáis en práctica la técnica del bocetaje y consigáis cierta soltura en la representación que sin duda os será de gran utilidad…

En cualquier caso, esperamos que esta breve introducción sobre el tema os haya inspirado y servido de ayuda y os animamos a que sigáis creando arte y a que compartáis con nosotros vuestros trabajos y opiniones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos relacionados:

Ver más de esta categoría

Otras categorías

Otros artículos

Artículos relacionados

¡Únete a nuestra comunidad artenauta!

Apúntate a nuestra lista para recibir más artículos como estos

Curso recomendado

Aprende a desarrollar técnicas avanzadas de pintura y dibujo de forma online