Paleta de Pintor Semiprofesional; Rojo Cadmio

¡Hola, Artenauta! En esta entrada te hablamos de uno de los pigmentos que debe incluir una paleta de pintor semiprofesional: el rojo cadmio.

Aunque algunos tonos de rojo medio puedan resultarnos muy similares, no lo son, existen diferencias a nivel de composición entre unos y otros que harán que su comportamiento sea distinto a la hora de mezclarlos con otros tonos o refractar la luz.

A continuación, te contamos;

Características sobre el rojo de cadmio

Es interesante conocer de cara a trabajar con él:

  • Aunque los rojos en principio no son necesarios para una paleta básica, ya que la teoría dice que podemos conseguirlos a través de la mezcla de carmín o magenta con amarillo; pero es cierto que un rojo conseguido de la forma que anteriormente mencionábamos no tiene la misma fuerza que un rojo adquirido en el mercado. En lugar del rojo cadmio, puedes utilizar el rojo bermellón, por ejemplo, pero debes tener en cuenta la capacidad de cubrición del rojo cadmio.
  • Los pigmentos cadmios (rojo, amarillo y naranja de cadmio) son de los más utilizados a nivel artístico, por poseer un elevado nivel de refracción, gran capacidad de cubrición (debido a que el pigmento está compuesto por moléculas muy pequeñas que no dejan traspasar la luz) y gran poder de dispersión de la luz. Cuanto más claro sea el tono, mayor nivel de cubrición, ya que las moléculas que lo componen serán más pequeñas.
  • En 1919 se registró la patente para la producción del rojo cadmio, que se obtenía calentando amarillo cadmio con selenio. A mayor cantidad de selenio, obtendremos rojos más profundos.
  • Al ser el cadmio un elemento escaso en la naturaleza, el coste de este pigmento es más elevado que el de otros, pero conviene contar con él en nuestra paleta por las características que presenta, como el poder de cubrición (al ser tan cubriente, utilizaremos menos cantidad de pintura que al utilizar otros tonos de rojo).
  • El rojo de cadmio es altamente incompatible con los pigmentos realizados a base de cobre y plomo (actualmente es muy raro encontrar pigmentos que contengan plomo, ya que se prohibió su venta), ya que es muy probable que el resultado de lugar a tonalidades verdosas, grises o café. Aunque con las mezclas comerciales actuales este efecto no sucede inmediatamente, debemos tener cuidado en las mezclas porque sí podemos apreciar este tipo de interacciones en la pintura a largo plazo.
  • El cadmio tiene un elevado nivel de toxicidad al ser inhalado el pigmento, por eso suele aparecer en los envases la leyenda “No aplicar en spray”. Nosotros, al trabajar con pintura al óleo, no nos enfrentamos a este riesgo.

Comprender y asimilar La Teoría del Color es de vital importancia de cara a trabajar la pintura y obtener los resultados deseados, evitando malgastar innecesariamente pigmentos y consiguiendo unos acabados mucho más vibrantes y realistas.

Para aprender a manejar el color, así como todas las técnicas y materiales que necesitas conocer para pintar como un auténtico profesional, te recomendamos que visites nuestro Curso de Pintura para Principiantes, donde te enseñamos todos los conceptos, técnicas y materiales para que te conviertas en un auténtico artista, encontrando y desarrollando tu estilo propio y llegando hasta donde te propongas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados:

Ver más de esta categoría

Otras categorías

Otros artículos

Artículos relacionados

¡Únete a nuestra comunidad artenauta!

Apúntate a nuestra lista para recibir más artículos como estos

Curso recomendado

Aprende a desarrollar técnicas avanzadas de pintura y dibujo de forma online