Cómo pintar montañas paso a paso

¡Hola, Artenauta! Hoy vamos a enseñarte cómo pintar montañas paso a paso.

El paisaje, como sabes, se presta muy bien a la interpretación. Es decir, que no necesitamos ser tan exactos (como por ejemplo, en el retrato) para que la imagen funcione bien.

En el caso de un paisaje montañoso, donde el terreno rocoso es el protagonista; el fin que debemos perseguir al interpretarlo es el de conseguir captar los volúmenes y cambios de plano característicos, la sensación de profundidad y lejanía y la textura rocosa, vegetal o nevada.

Así que no trabajaremos de una forma detallada cada pliegue de piedra o cuesta nevada; sino que trataremos de crear esas sensaciones mediante la aplicación de manchas poco uniformes que generen textura.

No perseguimos hacer una copia fotográfica del original al pintar montañas paso a paso; sino una interpretación pictórica que capte las sensaciones que nos provocaría ese entorno natural en un momento concreto.

Esto se consigue, como siempre, trabajando de lo general a lo particular. Crearemos una base amplia para el volumen y la iluminación; y a partir de ahí iremos definiendo y matizando la imagen, tratando de corregir lo menos posible al final, cuando generemos la textura. Así el resultado que obtendremos será muy freso.

Pintar montañas paso a paso en 6 pasos

hacer montañas con oleo

Paso 1 – Encajamos el dibujo

Como siempre, un buen encaje será fundamental. De esta manera analizaremos los cambios de plano en la montaña e iremos familiarizándonos con la iluminación.

dibujar montañas paso a paso

Paso 2 – Primeras manchas generales para el cielo

Una vez sellado el dibujo, comenzaremos a aplicar las primeras manchas del cielo, trabajando con fundidos y tonos cálidos y fríos propios del atardecer que después influirán en las iluminaciones de la nieve de la montaña.
pintar montañas desde cero

Paso 3 – Construímos el esquema general de planos iluminados y en sombra

Ahora es el turno del terreno. Trabajaremos con dos o tres tonos básicos de azul para la nieve y reservaremos las zonas de máxima iluminación cálida para más tarde. Estudiaremos qué grado de oscuridad en cada azul corresponde a cada plano de manera general, en función de si está en zona de penumbra o de sombra.

Aplicaremos las manchas más oscuras correspondientes a la zona de roca en primeros planos jugando con negros ópticos, violetas oscuros quebrados y algunos tonos tierra. Por el momento, ignoraremos la nieve en estas zonas.

montañas para pintar paso a paso

Paso 4 – Introducimos iluminaciones y perfilamos altos contrastes

Ahora es el momento de empezar a construir con más detalle. Aplicaremos las primeras manchas de iluminación, de momento con tonos amarillentos y anaranjados, como base para la nieve en la cara que está expuesta al sol. Iremos aplicando negros ópticos en los cambios de plano pequeños, acentuando el contraste de luz y matizando las direcciones de las rocas. Trabajaremos con pinceladas angulosas y en las direcciones diagonales que nos marcan las cuestas de las laderas.

Este será el momento en el que empezaremos a insinuar la nieve en penumbra y añadiremos riqueza a los volúmenes de las montañas.

hacer paisajes montañosos

Paso 5 – Matizamos la textura de nieve y roca

Ahora es cuando, ayudados por una espátula o empastando bien la pintura y aplicándola con pincel seco haciendo frottage, vamos generando las manchas que crearán nieve en penumbra sobre la roca en los primeros planos y nieve en máximos brillos sobre la cumbre de la montaña. Debemos de aplicar estas manchas con gestos rápidos y direccionales, de tal manera que en algunas zonas se deposite pintura y en otras queden huecos al pasar la herramienta, que es la característica del frottage.

Para la ladera en penumbra de la montaña central, podemos usar la misma técnica, pero sacando la textura oscura de la roca en vez de crear la nieve sobre el terreno.

La idea, resumiendo, es sacar nieve sobre roca si lo que predomina es la roca, y roca sobre nieve cuando lo que predomina es la nieve.

hacer montañas con oleo

Paso 6 – Afinamos pequeños detalles del terreno y potenciamos los tonos del cielo

Para terminar, repasaremos bordes y corregiremos pequeños detalles de iluminación o textura, a la vez que afinamos la coherencia con los tonos e iluminación del cielo. Introducir algunos pequeños reflejos sobre la nieve nos ayudará a crear una armonía en la obra que la elevará de categoría. Eso sí, es importante no retocar en exceso las zonas de frottage para no restarle espontaneidad.

montañas faciles en 6 pasos

En ArteEscuela.com, todo esto y mucho más te lo enseñamos a fondo en nuestro Curso de Pintura al Óleo, en el que podrás disfrutar del camino para convertirte en un artista de manera entretenida y a tu propio ritmo. De esta forma, estarás siempre motivado para seguir aprendiendo, mejorando en cada obra que realices, y, sobre todo, desarrollando tu capacidad de análisis y tu creatividad.

¡Anímate a formar parte de nuestra comunidad de Artenautas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos relacionados:

Ver más de esta categoría

Otras categorías

Otros artículos

Pinceles para pintar con acuarela

Pinceles para acuarela

¡Hola, Artenauta! Hoy vamos a hablar sobre los pinceles específicos para trabajar con acuarela. Hay

Artículos relacionados

¡Únete a nuestra comunidad
de artenautas!

Apúntate a nuestra lista para recibir más artículos como estos

Curso recomendado

Aprende a desarrollar técnicas avanzadas de pintura y dibujo de forma online

 

¡Comparte!

Share on facebook
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on email

¡Comparte!

Share on facebook
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on email