Cómo pintar montañas con acuarela

¡Hola, Artenauta! Te vamos a enseñar de manera mus sencilla a cómo realizar este paisaje de montañas con acuarelas en un paso a paso.

En esta ocasión, además de las acuarelas, vamos a utilizar el líquido de reserva para crear un poco de atmósfera campestre en el paisaje. Recuerda que te hablamos sobre esta herramienta en este artículo en el que enumerábamos las herramientas más recomendables para la práctica de la acuarela.

PASO 1 – ENCAJE Y APLICACIÓN DE LAS RESERVAS

En primer lugar, encintaremos los bordes y tensaremos nuestro papel. Posteriormente, dibujaremos a lápiz levemente las líneas maestras de nuestro paisaje. Deben ser líneas muy tenues que no estropeen nuestro resultado final dejándose ver, pues el lápiz no se podrá borrar una vez apliquemos la acuarela encima.

Después, con el líquido enmascarador, aplicaremos pequeñas gotas de manera heterogénea para crear reservas que simularán motas de polvo o partículas de polen blancas en nuestro paisaje.

Esperaremos a que el líquido seque bien antes de proceder a pintar.

Cómo pintar montañas con acuarelas

PASO 2 – TRABAJO DE LA BASE DEL CIELO Y DEL AGUA

 Ahora procederemos a trabajar el cielo y el agua con la técnica de húmedo sobre húmedo, de la que ya te hemos hablado en otros artículos de nuestro blog.

Procuraremos que el cielo y el agua sean simétricos en sus franjas de color, como en un espejo. De esta forma se interpretará que la parte central es líquida y no un camino, al reflejar lo mismo que está ocurriendo en el cielo.

Pintar montañas con acuarelas

PASO 3 – TRABAJO DE LA BASE DEL TERRENO

Para pintar la base del terreno, esperaremos a que el papel seque bien antes de aplicar esta segunda capa de pintura. Utilizaremos tonos suaves y bastante transparentes, pero al trabajar sobre seco lograremos un efecto de mayor recorte en los bordes de la mancha.

Como pintar paisajes con acuarelas

PASO 4 – MATIZANDO EL CIELO Y LAS MONTAÑAS

Ahora volveremos a trabajar en húmedo, y para ello aplicaremos agua sobre toda la zona superior de la imagen, por encima de la línea del horizonte. Pasaremos por el cielo y por encima de las montañas igualmente.

Mientras el papel se encuentra en su fase húmeda, aplicaremos las manchas que formarán las nubes y, antes de que la humedad se evapore, rechuparemos algo de pintura con el pincel sobre las montañas para recuperar luces y generar una sensación de picos nevados en ellas.

Paisajes pintados con acuarela paso a paso

PASO 5 – MATIZANDO EL TERRENO

Una vez seco de nuevo el papel, trabajaremos el terreno aplicando diferentes tipos de pincelada, con pintura ya más espesa y opaca y creando texturas de vegetación. Según la pintura vaya secando, podremos ir añadiendo capa sobre capa para trabajar los elementos más cercanos con pintura más oscura y usando pinceles con mayor capacidad de punteo del detalle.

Como pintar montañas con acuarelas
Paisajes con acuarela para principiantes

PASO 6 – TRABAJANDO LOS DETALLES

Ahora será el momento de detallar algunas siluetas de plantas en primer plano, de trabajar las sombras de las rocas y de realizar algunas salpicaduras oscuras que, junto a las reservas blancas, crearan esa atmósfera campestre de un aire cargado de polen, polvo y pequeños insectos.

Pasos para pintar un paisaje con acuarela para principiantes

PASO 7 – RETIRADA DE LAS RESERVAS Y EL ENCINTADO

Para terminar, encintaremos el extremo del mango de nuestro pincel, con la cinta bastante arrugada y frotaremos con ella la superficie del papel bien seco para levantar el líquido de reserva ya seco.

Esto hará que el mismo se desprenda sin dañar nuestro papel ni la pintura aplicada. Eso sí, debemos asegurarnos de que la obra ya no tiene nada de humedad antes o podríamos estropearla.

Retirar el precinto de un paisaje con acuarelas

Retiramos las virutas que pudieran quedar sobre el papel, desencintamos los bordes y… ¡listo!

Ya tenemos otro paisaje realizado en un paso a paso que te ayudará a comprender cómo construimos las imágenes cuando pintamos con acuarela.

Paisaje pintado con acuarelas

La acuarela es un tipo de pintura que, al estar basada en el agua, es muy impredecible. Por eso, si queremos obtener buenos resultados con ella, es imprescindible conocer algunas claves sobre su uso antes de abordarla.

Por el mismo motivo, es un tipo de pintura muy divertido de practicar y nos ayuda a aprender a concentrarnos y olvidarnos del mundo a nuestro alrededor.

En los talleres cursos y talleres especializados en pintura de ArteEscuela te enseñamos todo lo que necesitas saber para poder empezar de cero y acabar trabajando la acuarela como un profesional.

¡Anímate a formar parte de nuestra comunidad de Artenautas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos relacionados:

Ver más de esta categoría

Otras categorías

Otros artículos

Artículos relacionados

¡Únete a nuestra comunidad artenauta!

Apúntate a nuestra lista para recibir más artículos como estos

Curso recomendado

Aprende a desarrollar técnicas avanzadas de pintura y dibujo de forma online