Cómo imprimar un lienzo para pintar al óleo

¡Hola, Artenauta! Hoy te enseñamos algo de mucha utilidad de cara a pintar con óleo: cómo imprimar un lienzo para pintar al óleo.

Antes de ponernos a trabajar, vamos a conocer los materiales con lo que trabajaremos, empezando por las telas y bastidores:

Tela

    • Los tipos de tela más utilizados son: algodón, lino y yute.
    • El algodón y el yute son telas más económicas, pero también más bastas.
    • La más recomendable para aprender es el algodón.
    • Puede comprarse ya imprimada, pero te recomendamos hacerlo tú mismo.

Bastidor

Estas son las medidas estándar:

medida para un bastidor

Aunque estas son las medidas más habituales, también podemos encargar bastidores con las medidas que nosotros elijamos.

Una vez elegido el tamaño del bastidor, cortaremos la tela y la colocaremos sobre él para sujetarla, mientras la tensamos.

 

Imprimación o gesso

    • Es el producto que vamos a utilizar para cerrar el poro del soporte sobre el que vamos utilizar, evitando que este absorba todos los aglutinantes, disolventes y líquidos que componen la pintura, ayudando por ello a utilizar menor cantidad de pintura.
    • Podemos comprar la imprimación ya preparada, que podrás encontrar en gran cantidad de marcas y formatos distintos, o hacerla nosotros mismos (lo que nos ayudará a ahorrar en materiales). En esta entrada te contamos cómo hacer una imprimación casera para pintar al óleo.

Espátula y brocha

Una vez tenemos claro qué materiales vamos a utilizar, pasamos a ver cómo imprimar un lienzo paso a paso:

  1. Sujetamos y tensamos la tela sobre el bastidor (en caso de no lo hayamos comprado ya montado).
  2. Aplicamos la primera capa, extendiéndola de forma homogénea en una misma dirección (dependiendo del tamaño de lienzo que hayamos elegido, podemos hacerlo con brocha o espátula) y dejamos que seque.
  3. Cuando haya secado completamente seca la primera capa de gesso, aplicamos la segunda capa en sentido contrario (si antes la extendimos en horizontal, ahora lo haremos en vertical) y dejamos que seque.
  4. Una vez seca la segunda capa, podemos lijar un poco la superficie, evitando que aparezca alguna textura en el soporte.
  5. Si lo que pretendemos es dar mayor volumen, en lugar de lijar, añadiremos papel, virutas de madera, polvo de mármol…

Esperamos que te hayan resultado útil esta entrada y, a partir de ahora, puedas imprimar tus lienzos en casa, buscando los resultados deseados y ahorrando en materiales.

Para profundizar en este tema, así como para aprender todo lo que necesitas saber, de la forma correcta, y dominar la pintura y el dibujo, te recomendamos que nuestro Curso de Pintura, donde te enseñamos todas las técnicas y materiales que necesitas conocer para que te conviertas en un auténtico artista, encontrando y desarrollando tu estilo propio y llegando hasta donde te propongas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos relacionados:

Ver más de esta categoría

Otras categorías

Otros artículos

Artículos relacionados

¡Únete a nuestra comunidad artenauta!

Apúntate a nuestra lista para recibir más artículos como estos

Curso recomendado

Aprende a desarrollar técnicas avanzadas de pintura y dibujo de forma online