Cómo enseñamos a dominar el retrato

Uno de los temas que más interés suele generar en los aprendices de pintura y dibujo, es sin duda el del retrato. Es comprensible, al fin y al cabo, el arte no deja de ser una faceta puramente humana. Por lo que es normal que el reflejo del individuo y de las personas en todos sus aspectos, haya sido una cuestión central en la carrera de muchos artistas.

Nuestro cerebro está preparado para identificar patrones de cara casi en cualquier parte. Sin esforzarnos, podemos reconocer a la perfección los matices de un rostro y sus sutiles diferencias y, sin embargo, obtener un buen retrato sigue siendo uno de los mayores retos  que cualquier principiante debe enfrentar.

Conscientes de esta cuestión, y para asegurarnos de que nuestros alumnos salgan con una buena base en cuanto a la representación del ser humano; hemos desarrollado en la escuela extensos módulos centrándonos en este tema. En los que enseñamos los principios fundamentales de la anatomía, consejos y recursos para el manejo de las proporciones y otros aspectos clave para el dominio del gesto y la expresividad.

Lo más complicado en cualquier retrato es lograr que se asemeje a una persona en particular, ya que cualquier pequeña variación en algún elemento puede llegar a cambiar radicalmente la expresión o acabar por completo con el parecido que buscamos. 

La maestría en el retrato se logra siendo capaces de plasmar los rasgos e identidad propia de la persona a la que estamos dibujando en el lienzo. Y eso es lo que aprenderás en el módulo El Retrato de nuestro Curso de Iniciación + Avanzado de Pintura Artística, del cual te dejamos un adelanto:

Un avance de todo lo que los alumnos de ArteEscuela.com aprenden en el módulo dedicado al retrato

Algunos secretos para lograr un buen retrato

Continuando con este asunto, nos gustaría compartir algún consejo que pueda ser de utilidad a la hora de iniciarse en la práctica del retrato. Estos no son, ni mucho menos, todos los aspectos que deberías considerar cuando te estés enfrentando a un retrato; pero sí son algunos de los más importantes y pueden ser un buen punto de partida para ir desarrollando tus facetas como retratista:

Asentar las bases de la anatomía facial 

Quizá pienses que para iniciarte en el retrato bastaría únicamente en saber cómo se pinta una boca, los ojos, la nariz y todos los elementos que conforman un rostro… Pero lo cierto es que, para convertirte en maestro, lo correcto que empieces a comprender las estructuras desde dentro (y no solo en sentido figurativo). Estudiar la estructura del cráneo y el montaje de la carne y los demás elementos sobre el mismo te facilitará la interpretación de cada estructura facial y los matices expresivos que entran en acción.

Ten en cuenta el movimiento

Como siempre repetimos, aunque la pintura sea un medio estático, nunca debemos dejar a un lado la representación del movimiento. Si te paras a pensarlo, las personas nunca estamos quietas (ni siquiera cuando dormimos), por lo que es primordial que esté presente esta idea de movimiento para trasladar sensación de vida en el retrato. Por eso es importante que aprendas a reconocer los ejes de movimiento que operan en esta zona del cuerpo, tanto los de la cabeza y el busto como los de los elementos faciales, y sepas interpretar su funcionamiento.

Cada milímetro cuenta 

En el retrato es importantísimo medir bien para ser capaces de plasmar a la perfección los rasgos y esencia de la persona a la que dibujamos. Como ya hemos expresado, cualquier mínima desviación de algún elemento puede deshacer cualquier atisbo de similitud con el modelo, por lo que es perfectamente normal tener que andar ajustando y corrigiendo el trabajo hasta lograr el resultado perfecto. Al final, como sucede en tantas ocasiones, una de tus mejores armas será entrenar la paciencia para no rendirte.Si

La práctica hace al maestro

Al final, el mayor consejo que siempre te podremos dar para alcanzar la maestría en la pintura es que no pares nunca de trabajar, ya que poner en práctica una y otra vez todos tus conocimientos y enfrentarte a nuevos retos es la mejor forma de crecer como artista.

Si estás interesado en aprender a manejarte con los materiales, comprender los fundamentos de la luz y el color, dominar la técnica del retrato, el cuerpo humano, la naturaleza o el paisaje, tenemos a tu disposición un extenso programa teórico y práctico en nuestro Curso de Iniciación + Avanzado de Pintura Artística que te dará las bases para trazar tu propio rumbo en esta aventura creativa.

Y con esto nos despedimos por hoy. ¡Nos vemos la próxima semana en el siguiente artículo del Blog del Artenauta!

Artículos relacionados:

Otras categorías:

Artículos relacionados:


¡Comparte!

Share on facebook
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on email

Otros artículos:

color verde

El color verde

En la entrada sobre cómo hacer el color marrón, te decíamos que no era el

Otras categorías:

curso recomendado:

Aprende a desarrollar técnicas avanzadas de pintura y dibujo de forma online

Suscríbete a la newsletter

Apúntate a nuestra lista para recibir más artículos como estos

¡Comparte!

Share on facebook
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *